Acortar carreras universitarias: En 2012 se hizo entrega de $125 mil millones para innovación curricular y 7 años después ¿sigue igual?

46 Visitas

En el año 2012 y el Ministro de Educación de la época Harald Beyer afinaba un  informe con una serie de propuestas que entregaría a los rectores del CRUCH, para que los programas de carreras no duren más de 4 años. La apuesta es a carreras con salidas intermedias que permitan una formación por ciclos. «No se trata de meter toda la ropa en una maleta más chica, sino de alivianar la maleta», dijo en aquél entonces el jefe de Educación Superior, Juan José Ugarte.

El Estado entregó ese año, $125 mil millones para innovación curricular… Evaluación del ministerio no es buena. Gobierno buscaba implementar medidas el 2014 en todo el sistema. El Ministro Beyer adelantaba que vincularían el tema con el arancel de referencia. En la UC evaluaban cambiar semestres por trimestres, la Andrés Bello redujo la carrera de Nutrición y la Usach dejó Ingeniería en 6 años, pero ¿que pasó 7 años después?

Han pasado 7 largos años, una generación completa de universitarios y todavía no hay cambios en una aspecto que ya no tiene discusión, las carreras técnicas y universitarias se tienen que acortar eliminando de la malla las asignaturas de relleno que poco o nada a portan al estudiantes mas allá de un año más de endeudamiento.

Según la OCDE -que agrupa a los países más desarrollados- la duración promedio de las carreras universitarias en Chile es de 6,32 años, mientras que el promedio de esos países no supera los 4,32 años. Pero además, de cada 100 estudiantes que ingresan a la educación superior en Chile ¡sólo 48 logran titularse!

En el 2012, se les pidió a los líderes de las 25 universidades tradicionales que en 60 días entreguegaran un informe sobre la materia. El objetivo final es disminuir la cantidad de años necesarios para completar los estudios de pregrado y bajar los niveles de deserción que durante los últimos 8 años se han mantenido sin variaciones. Estos han sido los 60 días mas largos.

Los rectores aseguran que existe voluntad para avanzar rápido en este tema, pero también advierten que les preocupa el impacto económico que esto pueda provocar. El acortar las carreras sin duda significaría menos inversión de parte de las familias por una carrera profesional, así como para el Estado que financia a los estudiantes con becas o créditos.

«Eso significa menos dinero de ingresos para las universidades», alerta un rector.

En la USM ya completaron dos semanas llevan movilizados los estudiantes de la Universidad Técnica Federico Santa Maríade la sede Viña del Mar en rechazo a la medida de reducir en un semestre las carreras técnicas del plantel. Pese a que la casa de estudios permanece tomada.En un comunicado emitido por la casa de estudios informaron que trabajan para modernizar las carreras técnicas y «dentro de este rediseño se contempla el acortamiento en la duración formal de las carreras técnicas para los futuros estudiantes que ingresen a la universidad».Desde la USM lamentaron que los estudiantes se hayan tomado la sede José Miguel Carrera ubicada en El Olivar y confirmaron que para mantener buena relaciones ellos, el plan de trabajo de esta modernización se hará mediante una mesa de trabajo conformada por estudiantes y donde los profesores también trabajarán de manera activa.

Pero lo cierto es que esta decisión está muy lejos de encontrar pronta solución y de seguro, en 7 años más volveremos a escribir una nueva columna  como esta, sin cambios para en las mallas de universitarias.