Evo Morales pierde cada vez más el apoyo de la policía, militares y autoridades comienzan a renunciar

35 Visitas

Evo Morales había advertido la semana pasada que declararía Estado de Emergencia y que tendría en las calles a los militares, pero hoy Las Fuerzas Armadas de Bolivia aseguraron  que nunca irán contra el pueblo y velarán por la paz en el país, inmerso en una grave crisis política y social desde las pasadas elecciones.

«Ratificamos que nunca nos enfrentaremos con el pueblo a quien nos debemos y siempre velaremos por la paz«, subrayó la institución en un comunicado leído en La Paz por el comandante general de las Fuerzas Armadas bolivianas, Williams Kaliman.

Tras esta declaración Evo sólo depende del que todo se calme con un milagro, un milagro que no llega y que cada hora se complica aún más tras la renuncia de embajadores, alcaldes y el motín de la policia.

Morales se está quedando sólo y el único que lo apoya es Nicolás Maduro y el Gobierno de Cuba, claro nada nuevo, las alianzas, complicidades e idea de gobernar es la misma. pero el el pueblo grita «Esto no es Venezuela ni Cuba, esto es Bolivia».

Bolivia atraviesa una crisis desde las pasadas elecciones del 20 de octubre, tras las que el órgano electoral, controlado por el régimen, dio vencedor al presidente del país, Evo Morales, para un cuarto mandato hasta 2025, pero la oposición y comités cívicos denuncian fraude electoral a favor del mandatario, exigen su renuncia y nuevos comicios.

Fuentes de prensa boliviana, hablan de un inminente movimiento de  documentos desde la casa de gobierno y que cada hora que pasa tiene a Evo con las horas contadas.