Perú: Martín Vizcarra plantea una cuestión de confianza por cinco proyectos de ley. Si el Parlamento se la niega supondría su disolución

34 Visitas

El presidente peruano, Martín Vizcarra, ha jugado su última carta ante el Congreso de mayoría fujimorista, que dilata las reformas de «fortalecimiento institucional y lucha anticorrupción», y ha planteado una cuestión de confianza por cinco proyectos de ley. Si el Parlamento se la niega, será disuelto de acuerdo a lo que establece la Constitución de 1993 y el Gabinete tendrá que dimitir. Si la aprueba las propuestas legislativas del Ejecutivo tendrán que ser debatidas en la Cámara.

Vizcarra llegó a la presidencia en marzo de 2018. Reemplazó a Pedro Pablo Kuczynski, quien dimitió para evitar ser destituido por la mayoría fujimorista en el Congreso, debido a sus vínculos y tratos con la constructora brasileña Odebrecht. En septiembre de 2017, el Gobierno de Kuczynski planteó la cuestión de confianza para evitar la destitución de la ministra de Educación, Marilú Martens, y el Legislativo la rechazó. Entonces, únicamente se produjo la renuncia del gabinete de Fernando Zavala. Pero en esta ocasión, el presidente puede disolver el Legislativo, ya que sería la segunda ocasión en la que que el Parlamento niega la confianza al Ejecutivo.

La semana pasada, la Comisión de Constitución —liderada por una parlamentaria fujimorista— enterró uno de los proyectos de ley de reforma política enviados por el Ejecutivo: el que plantea que levantar la inmunidad de los congresistas sea una decisión de la Corte Suprema.

El Congreso, de mayoría fujimorista, ha impedido el cumplimiento de sentencias contra legisladores por delitos cometidos antes de que fueran electos, retrasando, por ejemplo, la votación del levantamiento del fuero y facilitando la fuga. Desde el mes pasado, por ejemplo, está prófugo Edwin Donayre, congresista condenado por robar gasolina mientras era comandante general del Ejército. Otro congresista fujimorista fue condenado la semana pasada por corrupción cuando era alcalde, y su partido lo protege.