Policia se amotina “Bolivia se respeta, no somos Cuba ni Venezuela” se complica Evo Morales

84 Visitas

La policía boliviana ha comenzado amotinarse en Cochabamba, Beni y Santa Cruz por diversas reivindicaciones de índole laboral. Las protestas de los uniformados agravan la crisis política en el país desatada tras las elecciones del pasado octubre que dieron la victoria a Evo Morales pese a las denuncias de fraude de la oposición.

El Gobierno reaccionó inmediatamente destituyendo a Grandi y nombró a otro comandante. Pero su cese no ha supuesto por el momento el fin del amotinamiento. Uno de los líderes de la protesta apareció ante la prensa con el rostro cubierto para no ser reconocido y sostuvo que “el movimiento no es político, sino por la dignidad de la policía”.
La oposición ha asegurado, ya desde hace unos días, que, en algunas casos, la policía no era desplegada porque estaba dividida internamente, y el Gobierno no tenía plena confianza en ella. El mandatario boliviano ha anunciado que no movilizará a los militares en contra de la multitud y ha preferido demostrar su fuerza política llamando a los suyos a salir a la calle. Sin embargo, la actual situación cumple la condición que exige la ley para recurrir a las Fuerzas Armadas: que el conflicto social haya rebasado a la policía.