¿Qué mercenario viaja con pasaporte original y contrato de asesinato? Algo huele mal en la evidencia de Nicolás Maduro en Venezuela

132 Visitas

Un mercenario es un soldado o persona con experiencia militar que lucha o participa en un conflicto bélico por su beneficio económico y personal, normalmente con poca o nula consideración con la ideología, nacionalidad, preferencias políticas o religiosas del bando para el que lucha. Sin embargo, es una experimentado exsoldado y con conocimientos de combate y estrategia militar. Por otra parte, un terrorista, se puede considerar terrorista al grupo que perpetre secuestros, atentados con bombas, asesinatos, amenazas y coacciones de manera sistemática. Técnicamente, esos actos están destinados a producir terror en la población enemiga y se definen sin duda como terroristas. Por tanto, un mercenario terrorista es un profesional que ha sido formado con tácticas de guerra, seguridad, evasión, para ingresar a un territorio sin ser identificado, sin errores y por sobre todo con efectividad.

Pero los atentados de Nicolás Maduro, tal parecen ser perpetrados para niños o por los revolucionarios más incompetentes del mundo, porque según  la inteligencia de Nicolás Maduro, quiere hacer creer que son los primeros asesinos a sueldo que firman un contrato, casi de compra venta, que certifica que fueron contratados para secuestrar o matarlo. Sería la primera vez en la historia del ampa mundial que se firma un contrato y que el asesino a sueldo lo lleva consigo como prueba. Pero ese no es la única y sorprendente error, sino que además portan documentos originales, pasaporte y carnet de identidad para identificarse. Los pasaportes falsos, no ¿para qué? mejor portar el pasaporte original y un contrato de trabajo que certifica que estoy ingresando al país para cometer un atentado.  ¿serán a caso los mismos que trataron de cometer un delito con mini drone de juguete que tenía como explosivo un petardo que con suerte logró partir en dos el propio drone?

La verdad es que las constantes acusaciones de intento de Golpes de Estado que Nicolás Maduro a denunciado, en promedio uno al mes,  son realmente la incompetencia o la burda política del ignorante más grande que puede enfrentar la política internacional.

Claramente y por el bien de la democracia, debe cumplir con su periodo de gobernabilidad que el propio pueblo eligió y cumplir su periodo y que sea la historia la que haga después la tarea de juzgar. No en vano, casi todos los expresidente latinoamericanos, han terminado en la cárcel, como es el caso de Ecuador, Brasil, Bolivia y Perú entre tantos otros y Maduro no será la excepción. Claro está que ya preparará con sus aliados un asilo anticipado en Cuba, Rusia o China.

Si la inteligencia internacional quisiera haber realmente atentado contra el gobierno de Maduro, porque realmente fuera una amenaza su persona, ya lo hubiera echo, es cosa de recordar la historia y ver lo acontecido en Chile con Allende o la propia historia con Kennedy como presidente de los Estados Unidos.

Maduro será sin duda alguna recordado como uno de los peores mandatarios en la historia de Venezuela, más allá de cualquier tendencia política, incluso sus propios aliados saben de su incompetencia y también será recordado por los atentados más burdos que un país y un mandatario haya sufrido.