Supermercado Monserrat de Reñaca o lo cierran o se arregla, el impresentable servicio para la comunidad y para sus trabajadores

440 Visitas

El supermercado Monserrat ubicado en en la avenida Edmundo Eluchans en Reñaca, se ha convertido tristemente, en un trending topic en esta semana, a través de la cadena tik tok, donde varios vídeos circulan demostrándole al mundo, la realidad de los supermercados en Chile.

Lamentablemente, es una realidad que no tiene nada que ver con la crisis sanitaria del coronavirus, ni tampoco por la existencia de escasez o por acaparamiento de sus clientes, muy por el contrario ya se cumplió más de un año y medio, en que dicha sucursal de la cadena de supermercados Montserrat ofrece un servicio paupérrimo a sus clientes. Lograr encontrar una canasta familiar, es un verdadero desafío, la existencia de marcas tradicionales es cosa del pasado, solamente marcas propias y el experimento de algunas marcas de pequeñas empresas locales, que logran mínimamente abastecer a un supermercado ubicado en el corazón habitacional en Reñaca abasteciendo a más de 10.000 hogares.

La incertidumbre del personal que trabaja en dicho supermercado es insostenible, no hay productos que vender, no hay público que atender, en un supermercado qué tiene una ubicación privilegiada.

Hace un par de semanas qué este supermercado está utilizando las propias conservadoras y refrigeradores de bebidas, como muros para reducir el tamaño de atención al público. Las góndolas apenas poseen productos y al más estilo venezolano, una hilera de ketchup cubren la totalidad de un pasillo.

En estas épocas, donde existe restricción de movimiento, donde existe acaparamiento y donde hay escasez de bienes básicos, todos los habitantes del sector se ven obligados a tener que ir hasta la comuna de Concón o incluso, bajar al plan de Reñaca para poder adquirir cualquier producto alimenticio dado a que esta sucursal no posee casi ya ningún servicio.

La duda de todos los usuarios es, si el supermercado continuará ofreciendo servicios o está por cerrar sus puertas.

Los habitantes del sector quieren pedir la presencia del seremi de salud, para saber si está cumpliendo o no con las normativas sanitarias, dado a que el personal que en el opera, de la misma forma que vende pan, es asignado como carnicero o realizando aseo en los pasillos del recinto.

La cadena Monserrat en anteriores comunicados, ha dado a conocer su difícil situación financiera por la que viene atravesando, responsabilizando por una parte, a los saqueos sufridos en Santiago durante la crisis del mes de octubre del año pasado, pero el propio personal de la cadena de supermercados desmiente tal versión y los propios usuarios así también lo apoyan, el mal servicio y la escasez de alimentos que ofrece dicha cadena viene desde hace mucho tiempo en una paupérrima calidad de servicio.